El CASSOULET, UN PLATO PROPIO DE OCCITÀNIA

image_pdfimage_print

El Cassoulet (del occitano caçolet) es fundamentalmente un guiso hecho con alubias blancas o frijoles, y distintas partes de carne animal. Es típico de la cocina del sur de Francia, concretamente de las regiones de Languedoc y Mediodía-Pirineos.

Ingredientes

Al margen de las múltiples variaciones del plato, que dependen incluso de la familia que lo prepara, puede decirse que el ingrediente básico del cassoulet son las judías blancas, que se cuecen con trozos de carne y embutidos que pueden variar según la receta, pero entre los que se suele encontrar costilla de cerdo, salchichas de Toulouse, tocino y corteza de tocino y pato confitado. En algunas modalidades de la receta incluso morcilla de sangre, dependiendo de la temporada del año o la variedad local.

Elaboración

Las alubias se ponen en remojo unas horas antes y luego se cuece todo a fuego lento con algunas verduras (tomate, cebolla, zanahorias, ajo y finas hierbas), grasa de pato y un poco de agua en una cassole o cazuela de barro. Este recipiente, o más bien su diminutivo, que en castellano sería “cazuelita”, es lo que da el nombre al plato.

Fuente

Wikipedia: Cassoulet

Esta entrada fue publicada en Legumbres, MEDITERRÁNEO OCCIDENTAL, PLATOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario