Albania

korce-104662_960_720 Europe-Albania

Todo el texto que sigue, extraído de:

http://www.nuevatribuna.es/articulo/europa1/albania-pais-desconocido-europa/20150413115301114681.html

Tiene una extensión de 28.750 km2. Situado en el sureste de Europa. Limita al noroeste con Montenegro, al noreste con Kosovo, al este con Macedonia y al sur y sureste con Grecia. Tiene costa al oeste con el mar Adriático y al sureste con el mar Jónico.

Albania es un país muy montañoso, con alturas medias de más de mil metros. En la zona septentrional del país se encuentran las estribaciones de los Alpes Dináricos, donde predominan las calizas y las areniscas. Su máxima altura es el monte Korab con unos 2.764 m y hace frontera con Serbia. Tiene pocas tierras bajas y representan solo el 15% del territorio del país: estas tierras bajas se sitúan en la llanura litoral y con valles estrechos.

Tiene aproximadamente unos 450 km de costas. La costa adriática situada al norte es baja y pantanosa, tiene pocos puertos naturales salvo la excepción de Vlore. La costa del mar Jónico es recortada y salpicada por golfos y cabos debido a la cercanía de las montañas. A esta zona costera se le conoce como la Riviera albanesa.

Los ríos albaneses son cortos y caudalosos porque llueve bastante. Entre los principales ríos podemos destacar el Drin, Devoll, Shkumbin y Semani. También dispone de lagos, que se encuentran mayoritariamente en las zonas fronterizas. Debemos mencionar en el sureste, los lagos Ohrid y Prespa ambos de origen tectónico. Al norte del país nos encontramos con el lago Shkoder.

En Albania nos encontramos con variedad de climas templados. En las zonas costeras de los mares Adriático y Jónico se da un clima mediterráneo. Las zonas montañosas mayoritarias en el país tienen un clima continental con menos temperaturas y abundantes lluvias. Las bajas temperaturas que se dan en el interior de Albania son causadas por la masa de aire continental que domina toda la Europa Oriental y los Balcanes.

Es un país con fuertes precipitaciones debido a la convergencia de la corriente de aire procedente del mar Mediterráneo y la masa de aire continental. La media de lluvia del país es de 1.430 mm. Siendo las precipitaciones en las zonas costeras de 800 mm y en las zonas montañosas de hasta 2.000 m.

Tiene una población de 3.700.000 habitantes, lo que da una densidad de unos 128 habitantes por Km2. El 53% de la población es rural y el 47% vive en ciudades. Las principales ciudades son, Tirana la capital con 625.000 habitantes, Elbasan con unos 120.000, Durazzo con 90.000, Shkoder con 90.000 y Valona con 85.000.

El 60% de los niños albaneses han experimentado algún tipo de violencia familiar. Se estima que en el año 2002 el tráfico infantil ascendía a 15.000 niños que dejaron el país con destino a Italia y Grecia. Cientos de niños son encerrados por sus padres y privados de asistencia escolar y vida social por el temor al Kanun que es un código moral consuetudinario del país y también de Kosovo, con adeptos en las zonas más pobres del país, que entre otras cosas estipula al etilo de la vendetta italiana, venganzas sangrientas.

La población albanesa ha tenido que emigrar por el mundo siendo más de siete millones los que están fuera del país, muchos en los países limítrofes como Rumanía, Bulgaria y Grecia. A partir de 1970, es los Estados Unidos donde van mayoritariamente los albaneses.

La población étnica albanesa es mayoritariamente tracio-ilirios o raza dinárica, un 3% son griegos y un 2% y otros grupos menores son búlgaros y gitanos. El idioma del país es el albanés que presenta dos variantes, el tosco que es la oficial y el juego.

Los datos sobre la religión no son fiables. Se considera que el 70% de su población son musulmanes siendo seguidores de las corrientes sunita que es  mayoritariamente urbana y los bektashis que es una orden mística que llegó a Albania por los jenízaros albaneses que servían en el ejército otomano y que practicaban ritos paganos bajo una cubierta nominal islámica, viven mayoritariamente en el campo.

El restante 30% son cristianos en sus dos corrientes, la ortodoxa con el 20% y los católicos con el 10%. Todas las mezquitas e iglesias fueron cerradas en el año 1967 y se prohibieron todas las prácticas religiosas. Fue en 1990 cuando se pudo practicar la religiosa privada.

LA ECONOMÍA ALBANESA

Es uno de los países más retrasados de Europa. La agricultura sigue siendo el principal sector económico, empleando al 58% de su población activa y es la más clara muestra de su retraso económico. Sus principales producciones son: maíz, trigo, vid y la remolacha. En la ganadería cabe destacar su producción ovina y caprina.

Su industria representa el 15% de la mano de obra albanesa, dentro de su industria destaca las industrias alimenticias y la textil. Exporta ropa, calzado y asfalto y los principales países compradores son Grecia, Italia y China. El sector servicios el 27%de su población activa.

LA HISTORIA DE ALBANIA

Los Albaneses descienden de los antiguos ilirios, que eran un pueblo indoeuropeo que emigró desde la Europa Central hacia el sur, llegando al norte de Grecia en los inicios de la Edad de Hierro. Los ilirios meridionales mantuvieron un contacto muy frecuente con las colonias griegas, mientras que las tribus albanesas estuvieron unidas a las antiguas estructuras de los monarcas locales. De ellos cabe destacar el rey Agron de la segunda mitad del s. III a.C. y cuyo reinado se extendía desde la Dalmacia hasta el río Vijose.

Fue en el año 168 a.C. cuando llegaron los romanos y conquistaron toda la Illiria y los albaneses formaron parte de la próspera provincia romana de Iliricum.

Con la caída del Imperio romano después de 295 d. c, esta región quedó unida a Constantinopla. En los siglos V y VI hubo tres emperadores bizantinos de origen ilirio Anastasio I, Justino I y el más conocido Justiniano.

Desde los siglos III al V se producen la invasión de los hunos y posteriormente en los siglos VI y VII las invasiones eslavas. A pesar de estos hechos los ilirios conservaron su idioma y sus costumbres. Con el paso de los siglos y bajo la influencia de las culturas romanas, bizantinas y eslava, la población iliria acabó siendo albanesa.

A partir del siglo VIII, el nombre de Iliria fue dando paso al nombre de Albania.   Cuando la iglesia cristiana se dividió en el año 1054, el sur de Albania mantuvo sus lazos con Constantinopla, en tanto que el norte quedó bajo el dominio de Roma, siendo la primera fragmentación significativa religiosa del país.

En 1431 se produce la invasión de los otomanos. Los albaneses resisten durante cuarenta y siete años pero finalmente los otomanos la conquistaron. Fue a partir del siglo XVI cuando los otomanos aplicaron una fuerte islamización del territorio. Ya en el siglo XVIII dos tercios de los albaneses eran ya musulmanes. Cabe mencionar que veinticinco visires otomanos tuvieron origen albanes.

Cuando se producen la expansión del sentimiento independentista en el siglo XIX, para salvar la división religiosa de su pueblo adoptan el eslogan “la religión de los albaneses es Albania.

En Pritzen se fundó la Liga Albanesa en el año 1878 y su finalidad era convertir a las cuatro provincias albanesas en un solo Estado dentro del Imperio Otomano. Tuvo una gran actividad en la promoción del lenguaje, la literatura y planteó un sistema educativo que fomentara el nacionalismo.

El Imperio Otomano declaró ilegal la Liga Albanesa en 1881. En el año 1908, los líderes albaneses se reunieron el Monastir donde tomaron la decisión de crear un alfabeto nacional basado en el latín, que suplantaron al griego y musulmán,

Con la llegada al poder en Estambul de los Jóvenes Otomanos se olvidaron de los anteriores acuerdos de reformas democráticas y de garantizar la autonomía albanesa. Esto provocó una guerra que duró tres años. Turquía acabó aceptando las exigencias de los albaneses y en 1912 se proclama la independencia.

Debido a la presión internacional se dibujo un mapa de Albania que nada tenía que ver con la realidad. Así la región albanesa de Kosovo quedó integrada en Serbia y Grecia recibió parte de Sameria y una proporción de Epiro. Todo esto está en la raíz de los problemas étnicos que actualmente sufren los Balcanes.

Las potencias europeas designaron como rey de Albania al príncipe alemán de Wilhelmzu Wield, pero abandonó rápidamente el país por no entenderse con los albaneses y por el inicio de la I Guerra Mundial. Albania fue ocupada durante la Gran Guerra por los ejércitos Austria, Francia, Italia, Grecia, Montenegro y Serbia.

Al finalizar la Gran Guerra tanto franceses, como británicos e italianos pretendían repartir el territorio albanes entre los países limítrofes. Pero fue el presidente norteamericano Woodrow Wilson quien vetó dicho plan..

En 1920, el Congreso Nacional sentó las bases para un nuevo gobierno y fue admitida Albania en la Liga de las Naciones. En 1927, el presidente albanes Ahmed Zogu firmó un Tratado con Mussolini que convertía al país en un protectorado italiano y Zogu proclama la monarquía en 1928. Italia ocupa Albania en 1939.

Los comunistas albaneses dirigidos por Enver Hoxha plantean una resistencia a base de guerrillas. Este movimiento antifascista logra que las tropas italianas abandonen el país el 29 de noviembre de 1944. El 11 de enero de 1945, se proclama la República Popular.

Albania fue un caso extraordinario dentro del bloque comunista. Rompió con la Yugoslavia de Tito y con la URSS de Stalin. Se alió con la República Popular China de Mao Tse Tung, pero acabó rompiendo con ella en el año 1981 tras la caída de los maoístas de la Revolución Cultural.

El comunismo albanes consolidó su aislamiento cuando el VIII Congreso del Partido de los Trabajadores proclamó una línea de pureza doctrinaria contra el imperialismo norteamericano, el social-imperialismo soviético, el revisionismo chino y yugoslavo, el eurocomunismo y la socialdemocracia.

Tras la muerte de Enver Hoxha, llega al poder Ramiz Alia, que un año después autoriza la actividad de los partidos políticos y se produce una ostensible relajación del régimen, produciéndose las primeras elecciones democráticas. Se reanudan relaciones diplomáticas con Rusia y los Estados Unidos.

La historia reciente ya es conocida. Como vemos, Albania sigue siendo un Estado muy atrasado con graves problemas étnicos y donde los grupos violentos de mafias campan a su aire. Es de esperar que la situación mejore poco a poco y donde los valores democráticos se consoliden pero sobre todo se dé un desarrollo económico que salve las graves desigualdades sociales que tiene el país.

Cocina albanesa

El país europeo Albania se sitúa en la región mediterránea próxima a Grecia, Macedonia, Serbia y Montenegro. Dos mares bañan sus costas, el Adriático y el Jónico.
Es una cocina que ha recibido influencias de las costumbres culinarias de la región de los Balcanes, pero también posee platos propios.
Su ubicación geográfica hace que la mayoría de sus platos estén basados en la famosa dieta mediterránea, de la cual hemos hablado en ediciones anteriores.
Podemos encontrar al aceite de oliva siempre presente en sus ensaladas, que incluyen tomate, pepino, aceitunas, vinagre y sal.
Hay un el pastel vegetal albano llamado burek, que generalmente contiene un pan especial, espinacas, carne picada y queso.
En sus platos también se ve la impronta de la cocina turca, como el típico kebab y el romstek, una especie de empanada rellena de carne picada.
Las sopas son una preparación que, al igual que las ensaladas, se consumen con frecuencia. La sopa de arroz con limón, la de patata y col o la de fideos. Entre las sopas hay una de origen vietnamita que también incluye algo de carne, la sopa Pho, compuesta de fideos de arroz con caldo de carne de ternera y trocitos de carne. Se suele acompañar de especias como: cebollino, cebolla, menta, albahaca, limón, brotes de soja o pimienta, para que cada uno añada la proporción que desee.

La carne es un alimento fundamental y se consume a la brasa, asada o en estofados. Entre los platos de carne tenemos el çomlek, una carne estofada con cebolla; el tavë kos’i, cordero asado con una salsa de yogur; y el rosto me salcë kosi, ternera asada en salsa agria. Otro plato también muy popular sobre todo en su capital, Tirana, es el Fërgesë de Tirana. Se trata de un plato que combina hígado de cordero o de pollo con huevos y queso de leche de oveja con perejil cortado muy fino.

Entre sus postres se destacan el akullore, un helado con una mezcla de sabores muy característicos, y el bakllava, un pastel de nueces con hojaldre y bañado en almíbar. Algunas variedades de este postre incorporan, además, pistachos o semillas de sésamo Y no podemos olvidar las pequeñas kurabie crujientes galletas de mantequilla, muy tiernas y quebradizas, de las que hay una gran variedad.
Las bebidas por excelencia son el Brandy albanés Skanderbeg, un aguardiente de orujo llamado Raki y diversos licores de frutas.

 

http://revistamistura.com.ar/web/index.php/secciones/gastronomia/969-la-cocina-albanesa.html